Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

Hacer los deberes o tareas con los hijos

|
El tema de los deberes escolares ha sido motivo de debate entre algunas madres y padres que a veces charlamos a la salida del colegio. Unos piensan que son necesarios muchos deberes para que el niño refuerce sus conocimientos y siga aprendiendo y por otro lado, otros padres piensan que es exagerada la cantidad de tareas diarias que los niños tienen.


El horario escolar en España, por lo general es de 9 a 5 de la tarde, como media, con dos horas al medio día para comer. Desde mi punto de vista, los niños tienen muy poco tiempo para estar en casa, para jugar, compartir con la familia, bañarse, cenar, etc. Pienso que se deben poner deberes, pero con cierta mesura, ya que es importante que los niños tengan ciertas responsabilidades y estudien lo aprendido en clase, pero no me parece normal que a cierta edad, hayan niños que estén hasta las 10 de la noche haciendo las tareas escolares.

Las familias han cambiando, la mujer está integrada también en el mundo laboral y los padres generalmente no disponen de tanto tiempo para ayudar a sus hijos a hacer los deberes. A veces ese tema causa tensión en las familias, ya que algunos padres no se ven capacitados para ayudar a sus hijos, ya sea por poco tiempo o por desconocimiento de los temas tratados en la escuela.

El otro día leía en La Vanguardia un artículo sobre los padres que hacen deberes con sus hijos, donde comentaban que los deberes escolares nacen de la necesidad de complementar lo que se hace en la escuela y que para algunos, si no hay deberes, parece que no se trabaje lo suficiente.

Existen otros países en los que el colegio tiene un horario intensivo (hasta las 2 o 3 de la tarde) en el que los niños hacen sus tareas y tienen tiempo de ocio, tan necesario para ellos. A mi entender, los niños tienen que jugar, que hacer deporte, que desarrollar su imaginación (y no me refiero a los videojuegos) o hacer otra actividad que les permita distraer la mente. En ese caso, el tiempo dedicado a cada actividad está mejor compensado.

Es cierto que la familia tiene que motivar y apoyar a los niños cuando hagan sus deberes, sin imposiciones y acudiendo a su llamada cuando necesitan ayuda. Ello no quiere decir que los padres le hagan la tarea a los niños, para terminar más rápido o para salir del paso. Se ha de mantener una actitud positiva y ayudar a los hijos a sacar sus propias conclusiones y superar los retos establecidos.

A veces el tiempo es nuestro peor enemigo y es difícil inclinar la balanza hacia un lado u otro. Está claro que los niños tienen que aprender, que los padres muchas veces estamos sobrecargados y que los profesores tienen que enseñar, pero a veces no sólo los conocimientos académicos son los que hacen a una persona más brillante. La autoestima y la inteligencia emocional son factores clave en la personalidad y formación de una persona. No sé, ¿qué piensan ustedes?

10 comentarios :

Cuentos para peques dijo...

¡Hola!

Yo soy partidaria de que los niños hagan deberes en casa porque los veo necesarios para reforzar y consolidar los contenidos que han visto en la escuela. Pero considero que no hay que sobrecargar de tareas a los niños, no se trata de que estén toda la tarde haciendo deberes sino de dedicarles un ratito (una hora, por ejemplo) para que así a los peques les quede tiempo para jugar, divertirse con sus amigos, estar con su familia, etc.

Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo contigo cuando dices que los conocimientos académicos no son los que hacen a una persona más brillante en algunas ocasiones. Por este motivo creo que sería muy necesario un replanteamiento en el tipo de deberes que se les manda a los niños. ¿Por qué no se les propone tareas para trabajar la inteligencia emocional, la creatividad, el pensamiento, el autoconocimiento...? Son capacidades que los niños deberían desarrollar y, sin embargo, muchas veces no se trabajan lo suficiente en la escuela.

Un besito:)


Antillanasoy dijo...

Hola, gracias por el comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo, muchas veces pienso que se deberían fomentar más estas capacidades como la inteligencia emocional, la autoestima o la creatividad. Sé que muchos maestros hacen un esfuerzo, pero supongo que es difícil complementar ambas cosas con éxito.
Gracias por los comentarios.
Un saludo!

Anónimo dijo...

Soy maestra y estoy totalmente de acuerdo en que algunos niños ya no tienen tiempo para ser niños y eso es muy triste. Quiero puntualizar una cosa el horario de jornada partida (con el que personalmente estoy en contra) es mayoría en colegios concertados y privados pero afortunadamente en los públicos ya es una minoria.

María Aguilera dijo...

Debo decir que el articulo que ha resultado muy interesante pero, he dedecir como docente, que en muchos casos los deberes para las familias no sirven para consolidar conocimientos.ni para reforzar...sino como una forma de tener al niño entretenido haciendo cosas; por muy triste o raro que parezca, en muchas ocasiones he recibido madres en tutoria que me han pedido mas deberes para sus hijos porque no saben que hacer con ellos toda la tarde en casa y recurren a la tan famosa niñera hoy en dia: la tele.
En fin, los deberes son necesarios en su justa medida porque son tan importantes para el desarrollo del niño como lo es jugar, reir, dibujar o estar con sus amigos. Aunque claro, esta es mi opinion. Un saludo

Anónimo dijo...

Creo en las tareas, pero no los extremos, como: muchos proyectos, y asignaciones que realmente no llevan al estudiante a los estándares esperados. Los educadores deben estar claros en su propósito al dar las tareas para el hogar, que debiera ser reforzar lo dado en clase. Algo breve, pero conciso. Una simple lectura, por ejemplo, los puede llevar a las destrezas más elevadas del pensamiento, como: inferir, analizar y evaluar. Y es ahí, donde los educadores nos urge encaminarlos.

Micaela Vaca Calatla. dijo...

Considero que es necesario asignar deberes y siento que es saludable compartir dichos deberes e ir dejandoles hacerlo solos paulatinamente ya que así al compartir revisamos que se haga correctamente y se vean los logros en todos los quehaceres...

Natalia dijo...

Yo creo que el sistema educativo español no fomenta la creatividad, dejando de lado la importante necesidad de aprender a ser resolutivos ante las diferentes situaciones, no enseña a pensar. Memorizar tantos contenidos y no dedicar más esfuerzos en hacer que l@s niñ@s sean futuros creadores y pensadores críticoS y constructivos, me parece un grave error.
Por supuesto, creo que los deberes van en detrimento de esta filosofía de fomentar la creatividad, el juego, la imaginación, dado que les restan tiempo para ello. Dedican muchas horas al día a la actividad escolar dirigida, dejémosles su tiemo libre para que lo disfruten.

Antillanasoy dijo...

Gracias por los comentarios, es evidente que hay diversos criterios en cuanto a la cantidad de deberes que se asignan. Desde Educando a nuestros hijos, estamos de acuerdo en que son parte esencial para el aprendizaje, pero siempre en su justa medida. Nos parece muy fuerte que los padres exijan más tareas para tener a los niños entretenidos, por otro lado estamos de acuerdo en que en el colegio, se debería fomentar más la creatividad de los niños.

maribel dijo...

Pienso que los padres debemos implicarnos en la educación escolar de nuestros hijos y hacer un esfuerzo en ayudarles si lo necesitan aunque nos falte tiempo pata otras cosas seguro q pueden esperar...es cuestión de priorizar las necesidades. Además debemos hacerlo con entusiasmo y con gusto así le transmitimos ilusión por aprender y por hacer el trabajo bien hecho, de esa manera también estamos desarrollando su Autoestima. Cada edad tiene sus responsabilidades y por supuesto es necesario el juego y el disfrutar del tiempo libre con actividades diferentes a las escolares, pero pata eso estamos los padres ....dediquemos todo el tiempo y esfuerzo necesario ahora y mañana veremos las recompensas

mortfan dijo...

Los deberes no son necesarios para nada. Refuerzan... el asco que le tienen los niños al colegio. ¿Les gusta cuando tienen que llevarse el trabajo a casa? ¿Les refuerza aquello en lo que trabajan o les estresa? Si el sistema educativo es eficiente , si no se basa en exponer y memorizar el refuerzo es innecesario. En todo caso, los deberes siempre lo son

Publicar un comentario